DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA O INVASIÓN ?

Por Francisco Pereda
De rodillas ante Cristóbal Colón, el Rey Fernando II exclamó jubiloso:
“Oro, excelente cosa, el oro engendra riquezas!. Por él todo se logra en el mundo, y muchas veces basta para hacer entrar las almas al Paraíso”.
Amparados en la Trinidad conceptual Dios, Papa y Rey, durante 450 años la figura de Colón ha sido dictada por España y Roma. La visión moderna de la Historia, nos presenta un enfoque imparcial de la verdad histórica.
En agosto de 1492, ocupa la silla de San Pedro el Papa Alejandro VI (Rodrigo de Borja, nombre de soltero). Este Santo Padre, no tan santo, por intermedio de los Reyes Católicos, patrocina el viaje de Colón al Nuevo Mundo para que a través de una cruzada evangelizadora, se cristianice a sus habitantes y regala a España y Portugal, prácticamente todo el continente americano.
¿Por qué el Papa regala un territorio que no es suyo?. En un idioma desconocido, por orden papal, Colón anuncia a los nativos que esas tierras ya no les pertenecen.
Con qué derecho los Reyes Católicos autorizan a Colón tomar posesión de unas Islas que no eran suyas?.
Como representante del Imperialismo Católico español, Colón, sediento de oro, racista y de tendencias esclavistas, mandó quemar vivos a los indios rebeldes. Sometió con bestial disciplina al trabajo forzado y a la tortura para que le entregaran todo el oro posible.
En su primer viaje, secuestró a 17 indios para regalárselos a sus católicos reyes, y en 1495, lleva a más de 500 para venderlos cómo esclavos, llegaron vivos solamente 189.
Al genocidio de millones de indígenas y a la evangelización a punta de lanza, no se le puede llamar cristianización, y ciertamente invadir no es descubrir. El continente americano fue encontrado, no descubierto.
Por “descubrir” y cristianizar América, Colón es considerado héroe, casi santo. Por tal motivo, el Papa Pio IX inició el proceso de canonización. Al no prosperar el proyecto, el Nuevo Mundo se quedó con un santo menos.
Sirva como simbólico epitafio a estas víctimas, la carta que escribió Colón en 1492 a los Reyes Católicos:
“Son gente de amor y sin codicia, ellos aman a sus prójimos como así mismos y tienen una habla la más dulce del mundo y mansa, siempre con risa”…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s