LA MUJER VESTIDA DE SOL Y EL INDIO MARCOS

                                                                           Por Francisco Pereda

 

Para Luis calle con admiración y sorpresa, por atreverse a dudar de la fe

 

“la fe ha sido la más épica labor de invención del hombre. Se ha convertido en nuestra más íntima compañera y ha seguido a la humanidad a lo largo de los continentes y a través de las épocas.”

 

Este comentario del historiador inglés Matthew Kneale, me lleva a recorrer en mi memoria el camino de mi juventud, me veo envuelto en un serio problema. En el Perú de mis tristes y alegres recuerdos, por no aceptar tocar el violín durante el paso en procesión de una famosa y milagrosa virgen que visitaba Trujillo, un fiel devoto y de “mucha fe” como él mismo lo confesó, dijo que yo, al no querer tocar para “nuestra madre” era un elemento peligroso y negativo para la sociedad. Mi intención no es hablar mal de la religión, al contrario, me parece admirable la capacidad de imaginación, creatividad y fantasía de los que la practican, cualquiera que esta sea. Mi deseo es dar una mirada a la historia y ver que desde tiempos remotos, el culto a la DIOSA MADRE ha sido extendido en todas las culturas; el hombre creó diosas que recibían distintos nombres: Shatki, Ishtar, Ceres, Arbeles, Cibeles, Isis, Diana, Atenea, Minerva, Miriam, Tonantzin, Pacha mama y “11 mil más”. Las diosas-vírgenes de Grecia y Roma sirvieron de modelo para crear otras diosas-madres posteriormente, la Virgen de Guadalupe entre ellas.

 

En el siglo XVI, el Fray franciscano Pedro de Gante originario de Flandes, funda en México una escuela de pintura, los pintores de esta escuela, se inspiran en las pinturas que llegan del norte de Europa. La virgen de Guadalupe es de origen franciscano y está basada o copiada de la “VIRGEN DE LA GLORIA” de Alemania, cuyo pintor se inspiró en la “Mulier amiota Sole” (“MUJER VESTIDA DE SOL”) del Apocalipsis de Juan, quien “vio” en el cielo una mujer parada sobre una media luna rodeada de 12 estrellas y 6 ángeles. Sebastián Prieto, pintor de esta escuela pinta por primera vez la imagen de la virgen.

La virgen tiene su primera aparición el 9 de diciembre de 1531, en esta oportunidad nadie dijo nada de la aparición a Juan Diego, ni tampoco en las  memorias del Arzobispo Juan de Zumárraga, que fue el encargado de recibir el mensaje de la virgen, nadie sabe porque no se dio a conocer tan extraordinario hecho. Mucho antes de la llegada de los españoles, en el cerro del Tepeyac había una ermita dedicada a la adoración de la Diosa Tonantzin y se le festejaba el 12 de diciembre. Existe “otro” Juan Diego (CUAUHTLACTOATZIN), el que tiene su origen en Tlaxcala, se dice que en el México prehispánico, la Diosa Madre en forma de una jovencita con su túnica blanca, se le apareció a un indígena de nombre Juan Diego. Irónicamente en 1535, Zumárraga, uno de los más grandes perseguidores de indios, manda quemar vivo al cacique de Tlaxcala por “idólatra”, destruyó más de 2 mil ídolos y 500 templos indígenas.

 

En 1556, el Arzobispo Montufar se dio cuenta que la venta de estampas, milagros, peregrinaciones, misas, limosnas y donativos eran eficientes y jugosos ingresos, decide promover los maravillosos poderes de la virgen. El Prior franciscano Francisco Bustamante, refuta lo que dice Montufar alegando que la virgen no tiene poderes milagrosos y que en todo caso, los indios ven a la virgen como a la TONANTZIN, Diosa Madre de los aztecas, y denuncia ante el Virrey que la imagen había sido pintada por el “INDIO MARCOS”. Marcos CIPACTLI, bautizado como Marcos de Aquino se cree que nació en 1520, alumno de Pedro de Gante y heredero de los Tlacuilos, encargados de pintar los códices y murales de la época. Fue uno de los primeros pintores indígenas que aprendió el estilo de pintura occidental, pintó también por encargo de los franciscanos de Nueva España, los murales del convento de San Francisco en México.

La noticia de la primera aparición de la virgen donde lleva corona, se da por primera vez en 1648, durante el Virreinato… 117 años después. Tal vez los 23 intentos de sublevación de los indios, todas reprimidas a sangre y fuego fue el motivo para que en 1884 desaparezca la corona, algunos atribuyen este fenómeno al dedo de Dios, el hecho de que la virgen ahora sea “india”, sirvió para que se le construyera un templo y se iniciara a mi modo de ver, un culto idolátrico con miles de fieles y arzobispos millonarios. Siempre que visitado la Basílica, como acompañante de turistas familiares o amigos, miro la sagrada imagen y pienso en San Juan Diego, ¿Será posible que solo la imagen del cuerpo que mide 1. 65 se estampe en el ayate (túnica) de Juanito, sin que le llegue a cubrir de pies a cabeza? … no creo que este pobre plebeyo haya tenido una estatura de 2.50 (más o menos).

 

Algunos entendidos como el pintor Miguel cabrera, opina que la pintura atribuida a Marcos Cipactli, representa a una mujer noble indígena, el peinado es similar al de “LA MALINCHE” (Marina). La Basílica de Guadalupe es el segundo recinto más visitado del mundo, con ingresos superados solo por la Basílica de San Pedro de Roma.

 

 

EPILOGO

 

Me cuenta Luis Calle que en su niñez, visitaba periódicamente la iglesia de su pequeño pueblo. En Morropón, en el departamento de Piura se rinde culto a la Virgen de las Mercedes, en cierta ocasión, él y otros niños traviesos al ver que la iglesia estaba sin fieles y la canasta de limosnas a los pies de la virgen, Luis pensó: “Ahora o nunca”…uno de sus amigos le dice: “No hagas eso, la virgen te va a castigar,   ”verás que no”, fue su respuesta. Subió al crujiente andamio donde descansa la virgen, le quitó la corona y el rubio sintético cabello. ”Es puro yeso” pensó, luego procedió a darle unas fuertes y violentas palmaditas en la cabeza como muestra de su desesperación al darse cuenta que la inerte escultura de yeso no dice nada.

 

Pienso que la fe asusta y no da paz interior, hace dormir pero no soñar, nos lleva a un culto y no a razonar. Ya lo dijo alguien: “La fe mueve montañas”…pero también mueve grandes cantidades de dinero.

 

                                               “La verdad nos hará libres…y la mentira creyentes”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s